Historia

La historia del GRUPO FINCIBEC empieza en los años cincuenta en la localidad de Sassuolo donde, en la primera fábrica situada en Via Magellano, actualmente sede de FINCIBEC Campus, empieza la producción de baldosas de gres cerámico porcelánico. Un material a la vanguardia, que se distinguía claramente respecto a la producción cerámica tradicional de esa época, centrada principalmente en la mayólica esmaltada de bicocción.

En ese mismo periodo FINCIBEC introduce en su ciclo productivo las máquinas de decoración automática y la atomización, una tecnología entonces desconocida y actualmente utilizada universalmente y que se considera indispensable para realizar cerámicas de alta calidad.

A comienzos de los años setenta, siempre en la fábrica de Via Magellano, empieza la producción de pavimento de monococción clara a prueba de heladas (el gres cerámico esmaltado); esta innovación revolucionó, en muy pocos años, todo el sector de la cerámica tanto italiano como mundial.

En 1981 fue inaugurada la fábrica de Sassuolo Casiglie, equipada para hacer frente al aumento enorme de la demanda de pavimentos de monococción.

La expansión prosiguió en los años noventa con la puesta en marcha de la fábrica de Solignano (MO), especializada en la producción de baldosas para revestimiento sobre pasta blanca y de la fábrica de Roteglia (RE), para producir gres fino porcelánico técnico.

Para responder a los desafíos de diseño de la arquitectura contemporánea el GRUPO FINCIBEC ha creado 2 nuevas marcas, FIRE FINCIBEC y OVER FINCIBEC, especializadas en la creación de grandes placas cerámicas. Con dos formatos imponentes, 160×320 cm y 120×260 cm, proponen soluciones originales y versátiles, tecnológicamente avanzadas y estéticamente refinadas, con la garantía de calidad que la Investigación y Desarrollo de FINCIBEC lleva más de 60 años ofreciendo.